Peñafiel

La memoria de un legado eterno

puntos-negros

Situado en el valle del río Duero, en este municipio vallisoletano reposan los restos de don Juan Manuel, tras morir en Córdoba en 1348. Una villa por la que tuvo especial predilección y a la que sigue ligado después de una vida apasionante.

Qué pasó

Don Juan Manuel es el artífice de la insigne torre del homenaje que le confiere al castillo su majestuosa fisonomía que se ha conservado hasta hoy. También fue el fundador del convento de San Pablo, en cuya capilla mayor dejó escrito que quería ser sepultado.

Qué ver

Castillo de Peñafiel. Espectacular conjunto arquitectónico del que destaca la torre del homenaje, de planta rectangular y coronada por ocho torres cilíndricas. En el recinto amurallado se encuentra el Museo Provincial del Vino de la Ribera del Duero, unos caldos de fama internacional que también saboreó el infante don Juan Manuel.

Iglesia y Convento de San Pablo. En 1324  don Juan Manuel ordenó edificar sobre el viejo alcázar de Alfonso X, El Sabio, este convento gótico mudéjar. Destaca la capilla funeraria donde reposan sus restos. De estilo plateresco y reminiscencias góticas, se construyó a instancias del biznieto del infante en 1536, y es una muestra sobresaliente del Renacimiento español.

Qué hacer

Pasear por la plaza medieval del Coso a donde se asoman los balcones labrados en madera con motivos decorativos, que cuelgan de los 48 edificios que la flanquean.  Un lugar donde, como antaño, aún siguen celebrándose festejos taurinos. Y completar la visita al resto del rico patrimonio monumental compuesto por la iglesia de Santa Clara, San Miguel de Reoyo y Santa María.

Recorrer las bodegas de la zona y los restaurantes para conocer el proceso de elaboración del vino de la tierra del Duero y degustar una gastronomía típicamente castellana de cordero lechal. O disfruta de la vinoterapia, otro de los usos tonificantes y reparadores del fruto de la vid.   

Qué celebrar

Las capeas y el “Chúndara”, inspirado en el pasodoble de La Entrada compuesto por el villenense Quintín Esquembre para las fiestas de Moros y Cristianos de Villena, son los actos más populares que se celebran en Peñafiel durante la festividad de San Roque a mediados de agosto. En otoño y primavera destacan las ferias del vino, y en Semana Santa la Bajada del Ángel.

Mucho más en:
www.turismopenafiel.com